El glaucoma de ángulo abierto

982 22 28 54
El glaucoma de ángulo abierto

En cada caso concreto, para aplicar el mejor tratamiento para el glaucoma en Lugo requiere previamente haber podido determinar qué tipo de glaucoma es el  que afecta al paciente, pues esta patología puede manifestarse con orígenes diversos. Podemos hablar, por ejemplo, de glaucoma primario o secundario si la afección se presenta en solitario o si aparece como consecuencia bien de otra patología o bien originada en los efectos secundarios de algún medicamento tomado para otra afección.  

Podemos hablar de dos tipologías diferentes del glaucoma: De ángulo abierto y de ángulo cerrado, siendo la primera de ellas la que se presenta en un mayor número de casos.  Reciben este nombre según sea el ángulo que se forma en la zona donde confluyen el iris y la córnea. En el primer caso, el más habitual es un problema de lento desarrollo y, al menos en las primeras etapas, sus síntomas pueden ser prácticamente imperceptibles para quien lo padece. En esta primera etapa pueden aparecer dolores de cabeza o  un enrojecimiento esporádico de los ojos pero la mayoría de los pacientes ni siquiera consulta con el médico por considerarlos dolencias muy leves.

Cuando comienza a aparecer la pérdida en el campo de la visión es muy probable que el glaucoma ya esté en un estadio más avanzado. Diagnosticado en su primera fase es muy probable que el tratamiento para el glaucoma en Lugo pueda limitarse a la farmacología empleando medicamentos que reduzcan la producción del humor acuoso para reducir la presión intraocular.

En casos más avanzados, el tratamiento puede implicar una intervención quirúrgica, por eso es que el Dr. Eduardo Iglesias García recomienda a las personas en riesgo de padecer esta enfermedad que se sometan una o dos veces al año a una revisión para descartar la enfermedad.